• Inicio
  •  / 
  • Artículos publicados en las ediciones impresas
  •  / 
  • 50 Aniversario de la Crisis de Octubre
2012 Edición

50 Aniversario de la Crisis de Octubre

Texto y Fotos: Editora Política del Comité Central de PCC

Buque de EE.UU. aproximándose, en aguas internacionales, a un carguero soviético que llevaba en cubierta los cohetes nucleares.

El año 1962 constituyó un momento crítico para nuestro país. Las relaciones diplomáticas entre Cuba y Estados Unidos se habían deteriorado a su más bajo nivel, y las acciones para liquidar la Revolución por la vía económica y militar habían aumentado. Luego de la derrota al intento de invasión por Playa Girón, Washington ideó un nuevo plan de agresión a Cuba conocido como operación Mangosta, que consistía en el ataque militar con fuerzas regulares norteamericanas de tierra, mar y aire.

Ante esta política de agresión de Washington, el gobierno revolucionario acepta, a finales de mayo de 1962, la propuesta soviética de instalar proyectiles nucleares en el país. La presencia en Cuba de ese armamento constituía un factor disuasivo ante la inminente invasión militar de Estados Unidos y además, un gesto de solidaridad con el campo socialista en busca de un equilibrio en el balance del armamento nuclear. La dirección del país era partidaria de hacer público el acuerdo de cooperación militar, frente a la posición soviética de mantenerlo en secreto. El criterio cubano estaba fundado en el derecho soberano a adoptar las medidas defensivas que entendiera oportunas.

Restos del U-2 derribado por un grupo coheteril antiaéreo soviético

en Banes, el 27 de octubre de 1962.

Antiaéreos emplazados en La Habana durante los  días de la Crisis

de Octubre.

La crisis se desata cuando un avión espía norteamericano U-2 detecta, el 14 de octubre, en la provincia de Pinar del Río, la presencia de emplazamientos coheteriles. Los misiles fueron la justificación de Estados Unidos ante la opinión pública mundial para un nuevo intento de invasión al país, lo cual constituyó el momento más amenazante de la guerra fría porque puso al mundo al borde de una guerra nuclear.

Luego de intensas negociaciones entre los gobiernos estadounidense y soviético, Jruschov, Presidente del Consejo de Ministros de la URSS, ordena el día 27 retirar los cohetes de Cuba, y EE.UU. plantea eliminar las medidas de bloqueo naval en vigor y garantiza evitar una invasión a la isla. En horas de la tarde Fidel recibió un breve mensaje de Jruschov comunicando lo anterior.

Ante el acuerdo adoptado por las dos superpotencias sin consultar ni tener en cuenta la opinión de Cuba, en la tarde del 28 de octubre, el Comandante en Jefe planteó nuestras exigencias para una solución al conflicto. El 30 de octubre llegó a La Habana, respondiendo a una invitación cubana, el Secretario General interino de la ONU, U Thant. Fidel le explicó la posición cubana contenida en los Cinco Puntos: cese del bloqueo económico y de todas las medidas de presión comercial y económica, cese de todas las actividades subversivas, cese de los ataques piratas, cese de todas las violaciones de nuestro espacio aéreo y naval, retirada de la base naval de Guantánamo y devolución del territorio cubano ocupado. Además, rechazó categóricamente todo intento de inspección a nuestro país, sentando así las bases ineludibles para alcanzar lo que llamó una paz con dignidad.

"…¡queremos paz con derecho, con soberanía, y con dignidad!

¡Queremos paz sin renunciar a ser revolucionarios, sin renunciar a la Revolución!"  Fidel.

El pueblo uniformado dispuesto a defender la patria.